Xosé Rivera

Son un creativo medio gilipollas a cabalo entre a xenialidade e a vulgaridade; difícil pero necesario equilibrio, calquera dos dous extremos me volvería máis gilipollas.

Se queres contratar os meus servizos ou adquirir algunha das miñas obras completa este formulario e respondereiche de seguido.

---------------------------------------------------------------

I am an image and sound professional; I have 11 years of experience as a freelancer creating audiovisual projects to give solutions to companies and institutions in video and photography.

In parallel, I develop creative projects that I exhivit in galleries and museums.

Currículum Xosé Rivera

Archivos por categoria: Historias de la Fotografía

Fotografias Historicas

Fotografías Históricas

La importancia de la fotografía en la historia reciente estriba en que nos acercó a otras realidades, otras perspectivas, nos dotó de mayor objectividad y nos informó de situaciones que sin ella desconoceríamos con lo cual nos ha dado una mayor sensibilidad; y aunque en ocasiones ha sido utilizada para contarnos mentiras se ha convertido en una herramienta fundamental del periodismo, del arte, de la narrativa, de la documentación y de la vida diaria.

Leer más

Kevin Carter Kong Nyong

Kong Nyong y el buitre

La imagen de la polémica, la imagen que hizo discutir al mundo sobre si Kevin Carter era un desalmado, la discusión que hizo darse cuenta al mundo de que era un desalmado.

Hasta esta fotografía la crisis de refugiados de Sudán, provocada por un golpe de estado, pasara desapercibida en los medios occidentales y las ayudas era minúsculas, Kevin Carter vio al famélico niño mientras un buitre lo acechaba, incluso esperó a que el buitre abriera las alas para que la imagen y el asedio resultase más espectacular, pero no sucedio.

La imagen definitiva crucificó a Carter, con ella ganó el Pulitzer, y todos los medios se cebaron sobre la actitud de Carter, sobre su motivación, dejó al niño desprotegido a merced del buitre por una fotografía mejor o por llegar a una sociedad anestesiada con el consumismo, el fútbol y la silicona.

Lo cierto es que el buitre no esperaba la muerte del niño, sinó sus heces, por ese motivo se había alejado de la tribu. Como se puede ver en su mano derecha lleva una pulsera de plástico de la estación de comida de la ONU. Otros fotógrafos que estaban en el campo de refugiados tomaron la misma fotografía, pero la publicada fue la de Carter.

Su mente perturbada por sus adiciones no resistió la presión y un año después de realizar esta fotografía tapó el tubo de escape do su coche, lo pizó a fondo y dejó esta nota en el asiento del copiloto:

«Estoy deprimido […] sin teléfono […] dinero para el alquiler […] dinero para la manutención de los hijos […] dinero para las deudas […] ¡¡¡dinero!!! […] Estoy atormentado por los recuerdos vívidos de los asesinatos y los cadáveres y la ira y el dolor […] del morir del hambre o los niños heridos, de los locos del gatillo fácil, a menudo de la policía, de los asesinos verdugos […] He ido a unirme con Ken, si tengo suerte.»

KC
El niño se llamaba Kong Nyong, y Sí, sobrevivió.
Kong Nyong

Kong Nyong

Smith, Carlos e Norman Black Power

El Black Power y el Tercer Hombre

Juegos Olímpicos de México 1968, Tommie Smith gana la final de los 200 metros lisos y bate el record del mundo con 19,83 segundos en una época de profunda lucha por los derechos civiles en EEUU; Luther King había sido asesinado medio año antes en Memphis a manos de un segregacionista blanco, y con él había muerto el mayor defensor de la lucha pacífica, los Panteras Negras se debatían entre esta y la violencia.

Smith y el tercer clasificado, John Carlos, instantes antes de la ceremonia de medallas deciden organizar una protesta simbólica y pacífica a favor de los derechos civiles y la igualdad racial, pero no tenían nada preparado, salvo que la mujer de Smith, optimista y previsora, había comprado un par de guantes negos. El tiempo apremiaba y no sabían como reaccionaría el tercer hombre del podium, un blanco australiano, país donde los aborígenes habían sido masacrados y apartados, de modo que directamente y sin muchas esperanzas se lo preguntaron. Norman no sólo estivo de acuerdo sino que fue más allá, se puso la pegatina de OPHR ( Proyecto Olímpico para los Derechos Humanos ) encima del escudo del Comite Olímpico Australiano y les sugirió que cada uno de ellos utilizara uno de los guantes, por esa razón Smith levanta el puño derecho y Carlos el izquierdo.

Muchos fotógrafos en el estadio olímpico capturaron ese instante, y todo los medios del mundo occidental se olvidaron del deporte y abrieron al día siguiente con esa imagen, una imaxe donde el tercer hombre parece un mero figurante que simplemente ayuda a crear un contraste compositivo, pero Norman fue mucho más que eso, y es que las buenas historias tienen muchas capas de lectura.

Los tres fueron expulsados inmediatamente de la villa olímpica y tuvieron que abandonar México D.F. y regresar a sus patrias donde sufrirían las consecuencias de un acto de valentía y protesta. Pero el que más acusó los golpes fue el Tercer Hombre: Australia se olvidó de llamar a Norman para los Juegos Olímpicos de Munich 1972 a pesar de tener la marca mínima, y en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 fue el único medallista histórico australiano no homenageado. Norman entró en una espiral de autodestrucción pero siempre afirmó: «Lo volvería a repetir», acabó su vida entre la depresión y botellas de alcohol.

El 3 de octubre de 2006 Peter Norman falleció en Melbourne y hasta Australia fueron sus dos compañeros de armas para portar su ataud.

En 2012 el estado australiano pidió perdón a la familia y homenageó a Peter Norman postumamente.

Smith e Carlos Portan o ataude de Peter Norman

Smith e Carlos Portan o ataude de Peter Norman

Kathrine Switzer Maratón de Boston

La carrera por la igualdad de Kathrine Switzer

«Ninguna mujer puede correr una maratón» sólo bastó esa frase de Arnie Briggs, su propio entrenador, para que Kathrine Switzer intentara correr la Maratón de Bostón de 1967, y con eso tirara abajo fronteras sociales y prejuizos sexistas.

Arnie era en realidad el cartero de la universidad, pero con 15 maratones de Boston a sus espaldas tenía suficiente experiencia para ser considerado entrenador. Salían todas las noches a correr unas 10 millas y Arnie siempre contaba sus batallas sobre la maratón hasta que una noche, según cuenta la propia Kathrine en «Marathon Woman» le replicó:

-Dejemos de hablar de la maratón de Boston y corrámosla!

-Ninguna mujer puede correr la maratón de Boston, replicó Arnie

Arnie explotó cuando le dije que Roberta Gibb la completara el año anterior, pero ningún registro lo acreditaba, Roberta la había corrido sin dorsal.

-Si corres esa distancia en un entrenamiento, yo seré el primero en acompañarte a Boston.

Sonrreí y me dije a mi misma: Lo he conseguido, tengo un entrenador, un compañero de entrenamiento y una meta:  la carrera máis importante del mundo.

Roberta Gibb entrando en meta sen o dorsal

Roberta Gibb entrando en meta sin el dorsal en 1966

Kathrine estaba habituada a correr distancias medias, pero esto eran 42 kilómetros y sólo 3 semanas de preparación con el apoyo de Arnie y su novio Tom Miller. Los 3 eran conscientes de que la carrera de obstáculos ya había comenzado desde el momento en que habían decidido tomar parte, de modo que empezaron por leer el libro de normas de la competición y Bingo! no decía nada sobre las mujeres; cuando lo redactaron a nadie se le había ocurrido tamaña locura; aun así decidieron inscribirse como K.V. Switzer.

Leer más

La imagen más reproducida de la historia

El 5 de Marzo de 1960 Ernesto Guevarra ( El Che Guevara ), siendo Presidente del Banco Central de Cuba, se asoma al balcón y observa la gente en la Plaza de la Revolución para asistir al entierro de las 101 víctimas del atentado terrorista al barco La Coubre en la Habana; en ese preciso instante Alberto Díaz Gutiérrez ( Alberto Korda ) que trabajaba para el diario Revolución disparó su cámara y captoró la siguiente instantánea:

Che Guevara por Alberto Korda 5 Marzo 1960

Che Guevara por Alberto Korda 5 Marzo 1960

Leer más

El Beso de Times Square

El Beso de Times Square

El día que finalizó la Segunda Guerra Mundial, los ciudadanos de Nueva York tomaron la plaza de Times Square en Manhattan. En ese clima de algarabía y frenesí un apuesto o aprovechado joven marinero se dedicaba a besar a todas las mujeres que encontraba en su camino, mujeres jóvenes y viejas por igual, el hombre estaba desatado cual borracho en una barra libre. El fotógrafo germano-americano Alfred Eisenstaedt, que cubría el evento para la revista LIFE, presenciaba estas y otras espontáneas muestras de embriagante afecto entre unos jóvenes liberados de un futuro tenebroso y siniestro cuando el extravagante Don Juan se hizo con los labios de una enfermera y Eisenstaedt capturó ese preciso instante, enfatizado por el contraste entre el negro y el blanco de sus uniformes, lo cual realzaba la fuerza de la imagen y representaba la liberación de una generación.

Paradójicamente un beso entre dos desconocidos se convirtió en uno de los más conocidos de la humanidad.

Leer más

Alzando una bandera sobre el Reichstag, de Yevgueni Jaldéi Original

Uno de los primeros Photoshop de la Historia: Bandera de la URSS sobre el Reichstag

Manipulaciones Fotográficas Históricas

En muchas ocasiones la fotografía se utilizó para justificar acciones políticas, rememorarlas y reescribir la historia, como siempre: con la versión de los vencedores.

Dos de los ejemplos más icónicos son: la toma del Reichstag por los soldados soviéticos y el izado de la bandera americana sobre el monte Suribachi en Iwo jima.

Uno de los primeros Photoshop de la Historia: Bandera de la URSS sobre el Reichstag

Alzando una bandera sobre el Reichstag, de Yevgueni Jaldéi Manipulada

Alzando una bandera sobre el Reichstag, de Yevgueni Jaldéi Manipulada

Alzando una bandera sobre el Reichstag, de Yevgueni Jaldéi Original

Alzando una bandera sobre el Reichstag, de Yevgueni Jaldéi Original

Varios días después de la caída de Berlín en la Segunda Guerra Mundial, el fotógrafo Yevgueni Chaldej, que trabajaba para la Agencia de Prensa Soviética TASS, mandó confeccionar una gran bandera con la oz y el martillo y a continuación subir a dos soldados soviéticos a lo más alto de las ruinas del Reichstag ( el parlamento alemán ) con el fin de crear una imagen icónica de la victoria de los soviéticos sobre los alemanes y de paso dejar claro quien había sido el primero en llegar, liberar Berlín y acabar con los Nazis.

El hecho de subir tan arriba para realizar la fotografía, hizo necesario que un segundo soldado sujetara al portador de la bandera. Y es aquí donde Chaldej tuvo que poner en funcionamiento sus dotes de manipulador, pues en la fotografía original se puede observar como el soldado de apoyo porta dos relojes; resulta más probable que el hombre los robase como parte del botín de los vencedores que que estuviese interesado en la hora de Berlín y Siberia al mismo tiempo. Este sutil matiz de la imagen tenía poco carácter heróico y Chaldej decidió borrar uno de los relojes y ya de paso añadir un poco de humo para darle más dramatismo a la imagen, pues los combates ya cesaran.

La maniobra propagandística estaba más orientada a arengar a los propios rusos ya que la Madre Patria fue la nación con más bajas de la guerra, con unos escalofriantes 20 millones de muertos. Los supervivientes podían aferrarse a una imagen para darle sentido a tanto dolor y a tantas muertes.

Joe Rosenthal Banderas de nuestros padres Iwo Jima Suribachi

Banderas de nuestros Padres.

Joe Rosenthal ganó el Premio Pulitzer con la imagen de los seis Marines izando la bandeia de EEUU en la cumbre del monte Suribachi en Iwo Jima y esta se convirtió en uno de los símbolos más patrios de la cultura americana, reflejando la unión y el esfuerzo hacia un mismo objetivo.

Iwo Jima era un pequeño desierto de azufre en el medio del pacífico que no poseía ningún recurso, sin embargo era un punto estratégico para continuar con la conquista sobre el resto de islas del Imperio Nipón, ya que tenía un aeródromo; por este motivo se convirtió en una de las batallas más cruentas del pacífico, en la cual murieron 24.500 americanos y 21.000 japoneses ( todos los que había, sólo se capturaron 216 prisioneros que en realidad eran trabajadores coreanos ).

La fotografía de Rosenthal representaba el triunfo de los americanos y la fe incorruptible en la victoria final a través de la unión; todo sería ideal si en realidad no se tratara de una interpretación:

Rosenthal hizo posar a los soldados levantando la bandera cuando los combates ya finalizaran.

Tartan Ribbon Primera Fotografía en Color

Tartan Ribbon

En el siglo XIX algunas fotografías se coloreaban a mana, después del positivado, era un trabajo artístico y creativo, no de técnica fotográfica; en la época del Daguerrotipo comenzaron a colorearse los retratos y en Japón se coloreaba la mayoría de las copias a la albúmina para a su posterior venta de vistas de paisajes y ciudades.

Ya en 1861 el científico James Clerk Maxwell logró, la que está considerada, la primeira fotografía en color: simplemente jugando con el RGB ( Rojo, Verde y Azul ): Realizó 3 fotografías sucesivas de una cinta con 3 filtros diferentes, uno rojo, uno verde y uno azul. A continuación proyectó las 3 imágenes sobre la misma superficie.

Boulevard du Temple, Paris 1839

La primera Fotografía de retrato

Conrad Heyer o John Adams:

Sí, existe una disputa intelectual sobre quien fue la primera persona fotografiada.

Según la Maine Historical Society se trata de Conrad Heyer un veterano de la Guerra de Secesión Americana nacido en 1749 el cual fue retratado en 1852; Sí con 103 años!:

Conrad Heyer 1852

Conrad Heyer 1852

Por otra parte la Susquehanna County Historical Society posee una copia de una fotografía realizada a un zapatero llamado John Adams nacido en 1745 y que, aunque que no disponen del original, aseguran que la fotografía fue tomada entre 1839 y 1849.

John Adams 1839-1849

John Adams 1839-1849

Ambas fotografías se tomaron con la técnica del Daguerrotipo; Louis Daguerre fue socio de Niepce hasta la muerte de este, y después continuó durante años, sin conocuemientos técnicos, haciendo prueba-error hasta que encontró un sistema propio en 1839. En ese mismo año, entusiasmado por su logro, se dedicó a tirar fotografías cual niño con cámara nueva, con exposiciones de 10 minutos, y entre ellas está la fotografía «Boulevard du Temple, Paris» en la cual podemos ver a una persona! Paciente, por supuesto.

Boulevard du Temple, Paris 1839

Boulevard du Temple, Paris 1839

En realidad ese bulevar seguro que estaba lleno de gente, pero el único que permaneció estático durante esos diez minutos de exposición de la fotografía fue el señor al que le estaban a limpiar los zapatos. Lo cierto es que resulta genialmente paradójico pasar a la historia por No hacer nada ;)

Primera persona fotografiada 1839

Primera persona fotografiada 1839